domingo, 22 de junio de 2008

Carta abierta a Directores de Centros de Infantil y Primaria

CARTA ABIERTA DE LOS PROFESIONALES DE LOS EQUIPOS DE ORIENTACIÓN A LOS DIRECTORES Y DIRECTORAS DE LOS CENTROS PÚBLICOS DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA

Querid@ Director@

Como sabes, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha anunciado, de forma pública aunque un tanto subrepticia, su intención de desmantelar los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica y de incorporar a sus profesionales a los Centros de Educación Infantil y Primaria.

Aunque por el momento no ha explicado con claridad las razones de esta medida ni sus posibles consecuencias, el principal argumento que esgrime es que se trata de una decisión que responde a las reiteradas demandas del colectivo de directores y directoras de los centros. Y el argumento no parece baladí: ayer mismo, en la prensa, pudimos comprobar como la Presidenta del Consejo de Directores de Educación Infantil, Primaria y Especial de la Comunidad de Madrid, avalaba esta propuesta.

Es también un hecho cierto que el foro elegido para anunciar su medida, que a los profesionales de la orientación había ocultado en varias ocasiones en los últimos meses, fue precisamente el de una reunión de directores y directoras de los centros, lo cual nos parece, como seguramente a ti, que no es casual ni inocuo. Hay quienes añaden que, ante el anuncio, algunos directores y directoras llegaron a prorrumpir en calurosos aplausos. Pero te aseguro que somos muchos los que no estamos dispuestos a hacernos eco de este rumor: muchos pensamos que supondría una falta de perspectiva que un funcionario público dedique una salva de aplausos a quienes están acelerando la desaparición de los Servicios Públicos en nuestra Comunidad y agrediendo de forma reiterada a los profesionales que en ellos trabajamos.

Pretendemos, con este escrito, compartir contigo una reflexión ya que las últimas decisiones y medidas del Gobierno de la Comunidad, en ámbitos diversos y especialmente en el educativo y el sanitario, nos permiten, al menos, interpretar y anticipar algunas cosas.

Desde hace bastantes años, los centros privados en general y los concertados en particular, han incorporado servicios de orientación en su estructura y han presentado estos servicios como una garantía de calidad de sus proyectos educativos. Para los profesionales de la orientación esta circunstancia no puede sino hacernos sentir gratificados y valorar en su justa medida el trabajo que realizan nuestros compañeros, especialmente en determinados centros muy comprometidos con la atención a la diversidad. Ahora bien, no debemos olvidar que dichos servicios desarrollan su labor impregnados por la ideología particular de cada uno de los centros y de sus titulares.

Estos centros vienen demandando desde hace tiempo una concertación de sus servicios de orientación como ya ocurre en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria. Esto impediría la necesaria objetividad y el control externo en la determinación de las necesidades educativas especiales, con los mismos criterios para la escuela pública y concertada como se garantiza desde los EOEP´s.

Hasta el momento resultaba difícilmente justificable concertar unidades de orientación en los centros privados ya que éstas ni siquiera existían en la red de centros públicos. La existencia de los Equipos de Orientación y su misión de atender a sectores educativos más amplios lo hacía prácticamente inviable.

La propuesta de incorporación de los profesionales de los Equipos a los centros públicos supone, en este escenario, el punto de inflexión indispensable para acometer la tarea pendiente de concertar los servicios de orientación con centros de titularidad privada.

Tal vez pienses que, no obstante, el beneficio que supondrá para tu centro y para el resto compensa este posible riesgo. Pero, como sin duda habrás adivinado, nosotros pensamos que de ninguna manera la apuesta de la Comunidad de Madrid tiene que ver con la mejora en la calidad de los centros de titularidad pública: nada hay en la política educativa de la Comunidad que nos haga pensarlo y nada hay en la propuesta de supresión de los Equipos que nos permita suponer que van a incrementarse los profesionales que actualmente trabajan en ellos y que están llamados a incorporarse, en condiciones precarias y claramente insuficientes, a centros como el tuyo. Con los actuales recursos cada orientador deberá atender 3 centros públicos y cada trabajador social entre 10-12.

Con esta realidad posiblemente compartamos la necesidad de demandar una mejor calidad y una mayor dotación de profesionales en todos los servicios educativos incluidos, naturalmente, los Equipos de Orientación. Si esto es lo que piensas o lo que te gustaría alegar, podemos asegurarte que para nosotros sería un motivo de enorme satisfacción escuchar o leer este alegato. Nos consta que muchos de tus y nuestros compañeros directores y profesores ya lo están haciendo de forma individual, adhiriéndose a muchas de nuestras demandas y propuestas, pero no queremos ocultarte que valoraríamos de forma especial que este pronunciamiento, generoso y solidario, fuera mucho más colectivo, explícito y público de lo que hasta hoy ha sido.

En cualquier caso, queremos asegurarte con esta carta que los profesionales de la orientación, estemos donde estemos (y da por hecho que seguiremos luchando por estar donde creemos que debemos estar), vamos a seguir colaborando con vosotros por mejorar la calidad de la educación que hoy en día se presta en nuestros centros educativos.

Y que lo haremos manteniendo nuestra independencia de criterio y poniendo en juego todo nuestro conocimiento y nuestra experiencia acumulada en los últimos 25 años; que seguiremos luchando contra toda forma de discriminación y contra toda tendencia a la exclusión de cualquier alumno o alumna y muy especialmente de aquellos que son más vulnerables; y que continuaremos participando en todas y cada una de las acciones que sean necesarias para que la escuela pública recupere la dignidad y la energía que, día tras día, va siendo menoscabada.

Como estamos seguros de que compartimos contigo este empeño, no nos queda sino despedirnos de ti con afecto.

LOS PROFESIONALES DE LOS EQUIPOS DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICA GENERALES , ATENCIÓN TEMPRANA, Y ESPECÍFICOS.